Persecución

Tortura

En la China moderan bajo el mandato del partido comunista, la tortura es un componente rutinario del castigo y el cumplimiento de la ley. Realmente, hay leyes que prohíben la tortura en los libros, pero estas existen con el propósito de crear una fachada y el supuesto “estado de ley” para engañar a Occidente.

Cualquiera que es arrestado en China por cualquier razón corre el riesgo de ser torturado (siendo las golpizas la forma más común), pero los que mayor riesgo corren son los practicantes de Falun Gong quienes han sido declarados enemigos del estado. Cuando Jiang Zemin emitió su famoso edicto “No es un crimen golpear hasta la muerte a un practicante de Falun Gong. Si un practicante de Falun Gong muere por los golpes, será contado como suicidio” – la policía tenía una orden explícita de qué hacer con ellos. Jiang dejó bien claro que ninguna medida contra los practicantes de Falun Gong era excesiva y que ningún tipo de abuso sería castigado.

Esta sección trata principalmente con los casos de los practicantes de Falun Gong torturados en los pasados 16 años de persecución. Para más detalles de las formas específicas de torturas físicas y mentales comúnmente usadas en las comisarías, centros de detención, prisiones, campos de trabajo forzado, e instituciones psiquiátricas de China, por favor referirse a las subcategorías de esta sección.

Ver la historia completa»

Artículos más recientes

El incidente montado de la "auto-inmolación" en la Plaza Tiananmen

Video

Una Década de Coraje: La protesta que cambió a China

Video

© Copyright Minghui.org 1999-2017