Persecución

Lavado de cerebro

En la persecución a Falun Gong, el lavado de cerebro es una de las herramientas más usadas para “transformar” a los practicantes, o, en otras palabras, para forzarlos a renunciar a su fe en las enseñanzas de la práctica.

Como el lavado de cerebro apunta directamente al corazón y la mente, sus efectos a menudo son más devastadores para las vidas de las víctimas que la tortura física. Al mismo tiempo, la tortura física es ampliamente usada para forzar a la víctima a aceptar el lavado de cerebro.

Las técnicas están diseñadas para tomar la mente de la persona y remplazar los principios espirituales de alto nivel de Verdad-Benevolencia-Tolerancia con doctrinas comunistas.

Cuando los practicantes parecen haber sido lavados de cerebro, sus condiciones de vida en cautiverio mejoran, la tortura física se reduce o desaparece, y sus sentencias también se reducen. Incluso podrían ser liberados. Para los que perseveran en su fe, la tortura y el lavado de cerebro continúan, y los practicantes que resisten exitosamente el ser “transformados”, a menudo sus sentencias en prisión o campo de trabajo son extendidas.

Ver la historia completa»

El incidente montado de la "auto-inmolación" en la Plaza Tiananmen

Video

Una Década de Coraje: La protesta que cambió a China

Video

© Copyright Minghui.org 1999-2017