(Minghui.org)

Cihu, Taiwán: Dando la bienvenida a los turistas chinos y generando conciencia de la persecución (Aclaración de la verdad en miradores escénicos en Taiwán, Parte 1)

Taiwán aprobó el derecho de visita para los chinos del continente en 2008. Los destinos más visitados por los turistas chinos son Cihu, Ximending, Kenting, Sun Moon Lake, la torre Taipei 101, Yehliu, los Mercados Nocturnos de Shilin y Liutai, Taroko, Alishan, el Museo Nacional del Palacio, entre otros.

En estos sitios pintorescos, los practicantes de Falun Dafa (también llamado Falun Gong) generan conciencia sobre la persecución del partido comunista chino (PCCh). Demuestran los ejercicios de Falun Gong y distribuyen materiales informativos sobre la práctica de cultivación.

Los turistas chinos leen los carteles de Falun Gong, que les informan sobre la persecución del PCCh.

Los practicantes participan voluntariamente en las iniciativas para generar conciencia sobre Falun Dafa. En una serie de informes, compartiremos historias conmovedoras sobre las vivencias de estos voluntarios, recopiladas durante las labores de aclaración de la verdad.

Recuperándose de enfermedades después de practicar Falun Dafa

Wang Mei-chen, una practicante que ayuda a generar conciencia en Cihu, ha practicado Falun Dafa durante 15 años. Recordó que tenía mala salud antes de comenzar a practicar Dafa. A los 40 años se sometió a tres cirugías en tres años, por un tumor uterino, fibromas ováricos y adherencias intestinales. Sus hijos aún eran pequeños y no tenía quién los cuidara, se sentía deprimida.

Su hermano menor y su esposa, que practican Falun Dafa, le presentaron esta práctica de cultivación. Ella participó en un seminario gratuito de nueve días, a pesar del dolor.

Recordó que cuando vio un video de las conferencias del Maestro Li por primera vez, se sintió muy conmovida al punto de casi llorar. En cuanto comenzó a practicar Dafa, se sintió tranquila y dejó de lado sus preocupaciones. Se recuperó completamente tras practicar durante algo más de un año y nunca más regresó al hospital para recibir tratamientos. Estaba muy agradecida con el Maestro Li Hongzhi, el fundador de Falun Dafa, ya que se benefició enormemente de la práctica.

Aunque Wang siempre está muy ocupada, sabe que los practicantes de Falun Gong están siendo perseguidos en China, así que voluntariamente va a Cihu dos o tres días a la semana para distribuir materiales de Dafa y promover que los chinos renuncien al PCCh y a sus organizaciones juveniles.

Wang saluda y conversa con los turistas de una manera bondadosa. Generalmente, tan pronto como dice algunas palabras, los turistas sienten su buena voluntad y aceptan renunciar al PCCh. Cuando los turistas renuncian al partido, se siente feliz.

Un practicante explica los carteles a los turistas.

Comerciantes conmovidos: aconsejan a los turistas que escuchen a los practicantes

Lu Wen-nian es ingeniero eléctrico en la zona industrial de Hukou. Durante el Festival de la Linterna Hsinchu 2013, vio una carroza espectacular de Falun Gong en un desfile, decorado como un velero, y decidió aprenderlo.

En noviembre de ese año, algunos practicantes de Taoyuan compartieron sus experiencias mientras explicaban los hechos reales en Cihu, sobre Falun Dafa y la persecución que sufre la disciplina en China. Desde entonces ha participado en esa iniciativa los sábados por la tarde.

Compartió que muchas personas habían estado reflexionando y, gradualmente, dándose cuenta de la persecución que sufren los practicantes inocentes de Falun Gong por parte de los PCCh.

También hay vendedores de melocotones en los puestos callejeros. Inicialmente pensaron que los practicantes les impedirían hacer bien sus negocios, pero se sintieron conmovidos tras las explicaciones, y actuaciones bondadosas y racionales de los practicantes. Algunas veces han aconsejado a los turistas chinos que escuchen las explicaciones de los practicantes, diciéndoles que les traerá beneficios.

Serenos ante los insultos de los turistas chinos

Huang Mao-chi indicó que hay muchos turistas chinos que visitan Cihu. Algunos practicantes distribuyen material informativo, otros demuestran los ejercicios y algunos otros aconsejan a los turistas que renuncien al PCCh.

Mao-chi Compartió: “A menudo nos encontramos con turistas chinos que nos insultan. No les contesto, ya que somos practicantes, y han sido engañados por la propaganda del PCCh".

Algunos turistas no se atreven a acercarse a los carteles debido a que van en grupo. Pero aún así los leen. También hay turistas, sin embargo, que hablan con los practicantes y renuncian al partido.

Comentó: "Algunos turistas, escuchan y comprenden nuestras explicaciones, pero no se atrevan a renunciar al PCCh en ese momento, porque alguien del grupo los está observando. Después vuelven a ver a los practicantes, y renuncian al PCCh y sus organizaciones juveniles".

Un guía turístico anima a su grupo a conocer la verdad sobre Falun Gong

Huang Rui-e, una maestra de escuela primaria retirada practicó muchos tipos de qigong antes de encontrarse con Falun Dafa. Viajó a lugares remotos, buscando el sentido de la vida. Aunque llegó al templo lama budista tibetano más alto de los Himalayas, no encontró allí ninguna información sobre el significado de la vida.

Un falso practicante de tantrismo le estafó mucho dinero. Tuvo que pagar la deuda abonando un tercio de su salario mensual.

Un día fue a un restaurante que era propiedad de un practicante de Falun Dafa. Junto a tres familiares comenzaron a practicar Falun Dafa poco después.

Su familia fue a Alishan para una gira en octubre de 2008, y se enteró de que los practicantes de Falun Dafa estaban generando conciencia en el sitio turístico. Desde entonces, se ha unido a menudo al proyecto en Alishan durante sus vacaciones. Dialogó con los practicantes sobre la posibilidad de comenzar un sitio para aclarar la verdad sobre Dafa en su área. Decidieron crearlo y han estado generando conciencia en Cihu, desde el 25 de noviembre de 2013.

A Huang le resulta fácil acercarse a los turistas, ya que conoce la práctica y la persecución. Una vez vio a un hombre joven tomando té y se le acercó. Discutió el valor del té con él, incluyendo el precio y la calidad.

El señor dijo que era un guía turístico y que había estado en Cihu muchas veces. Sabía la verdad sobre Falun Dafa y había renunciado a su membresía en el PCCh. Huang le pidió que alentara a los miembros de sus grupos de turistas a conocer realmente Falun Dafa.

El joven guía turístico le preguntó a Huang: “¿Por qué el Cielo desintegrará al PCCh?”. Huang explicó que el PCCh no representa a China. Lo entendió de inmediato: "Dejaré que mi grupo escuche en el futuro la información de Falun Dafa que usted difunde".

En una ocasión, otro guía turístico estaba esperando a su grupo cerca de la entrada, y Huang conversó con él. Le comentó que había estado en Cihu 70 veces. El guía habló a su grupo antes de que se bajaran del autobús y les dijo: "Al salir del autobús, escuchen a esta dama hablarles sobre Falun Dafa".

Muchos turistas rodearon a Huang y la escucharon presentar a Falun Dafa y la persecución que padece en China esta práctica de cultivación. También habló sobre el montaje de la autoinmolación en Tiananmen. Asimismo animó a los turistas a aprender más mientras visitaban Taiwán.