(Minghui.org) Los beneficios de Falun Dafa: Maestros (Parte 1)

En China, incluso algunos maestros de escuela han sido víctimas del declive de los valores morales, muchos han recaudado dinero y hostigado a sus estudiantes. 

Sin embargo, varios maestros practican Falun Dafa y siguen los principios de la práctica de Verdad-Benevolencia-Tolerancia en sus vidas diarias. Este artículo destaca a dos de esos maestros y cómo han mantenido su fe durante la persecución de 19 años a Falun Dafa por parte del régimen comunista chino.

Un maestro jubilado en Sichuan

Yang Qinyun, ahora de 70 años, es maestra jubilada en Luzhou, provincia de Sichuan. Una vez estuvo tan gravemente enferma que fue literalmente cargada por sus alumnos a un sitio de ejercicios de Falun Gong porque no podía caminar. Se ha vuelto saludable desde que comenzó la práctica de Falun Dafa.

La Sra. Yang fue diagnosticada con una enfermedad incurable que la dejó incapacitada para comer, caminar, hablar y ver. Le dolía todo el cuerpo. Estaba tan débil que solo podía sentarse en un sofá. El dolor que tenía en todo el cuerpo la incapacitó para dormir.

Tomaba muchos medicamentos y, como resultado, su estómago se dañó debido a los efectos secundarios. No podía comer alimentos crudos o fríos, ni podía tolerar alimentos que fueran duros, picantes o fritos.

Tampoco podía lavarse las manos con agua fría porque podría resfriarse y tener dificultades para respirar. No toleraba el calor, el frío o la luz, y solo podía caminar una corta distancia antes de estar exhausta. Su frecuencia cardíaca promedió 130-160 latidos por minuto.

Había sido operada de un tumor de células gigantes del hueso que resultó en una infección de la médula ósea en su pierna izquierda. Estaba en agonía. Usó un bastón durante más de diez años, pero finalmente no podía caminar, incluso con una muleta.

Su esposo se hizo cargo de ella. Sin embargo, quedó paralítico debido a una hemorragia cerebral repentina, y tanto ella como su esposo estaban postrados en cama. Estaban indefensos y les dijeron a sus hijos que se prepararan para sus funerales.

Un día, uno de los estudiantes de la Sra. Yang fue a visitarla y le sugirió que practicara Falun Dafa. El estudiante dijo: "Ustedes dos están postrados en cama, uno necesita pararse".

Yang pensó: "No puedo caminar. ¿Cómo puedo practicar Falun Dafa? Los doctores dijeron que mi enfermedad es incurable. ¿Qué práctica podría ayudarme? No quiero ir", y rechazó su oferta.

Unos días más tarde, el estudiante regresó con varios estudiantes y dijo que podían llevar a la Sra. Yang al sitio de ejercicios de Falun Gong. Otro amigo la animó a ir. A regañadientes, acordó permitir que los estudiantes la llevaran al sitio de práctica.

Varios jóvenes la llevaron con cuidado y la colocaron con cuidado en el suelo en el sitio de práctica. Ella se sentó entre los demás y miró las imágenes borrosas con curiosidad, y pensó: "¿Qué están haciendo? ¿Es una superstición?".

Después de sentarse durante media hora, varias personas la ayudaron a ponerse de pie. Milagrosamente, podía caminar con una muleta e incluso hablar con sus alumnos de camino a casa. Su ritmo cardíaco fue de 82 latidos por minuto después de llegar a casa, y no se sentía cansada.

Su estudiante llegó unos días más tarde para pedirle que fuera nuevamente al sitio de práctica. Ella comenzó a entender que simplemente sentarse entre los practicantes de Falun Gong ayudaba a normalizar su ritmo cardíaco, esperaba unirse a la práctica grupal.

Esta maestra comenzó a practicar Falun Gong en marzo de 1997. Pronto prescindió de la muleta que había necesitado desde hacía más de diez años, luego se deshizo de sus lentes. Podía leer, caminar y comer alimentos fríos o calientes. Ya no le tenía miedo al clima cálido o frío, estaba muy feliz.

No ha tomado ningún medicamento en los últimos 20 años. Gobierna su vida de acuerdo con los principios de Falun Dafa de Verdad-Benevolencia-Tolerancia. Ya no es irritable ni verbalmente abusiva con los demás, siempre piensa en otras personas primero y se toma el interés personal a la ligera.

Se ha vuelto de mente abierta y espíritu ligero. La gente disfruta de su compañía. Falun Dafa cambió su vida y la ha mantenido alejada de la enfermedad. La Sra. Yang aprecia al Maestro Li, el fundador de Falun Dafa desde el fondo de su corazón.

Destacado profesor titular en la Prefectura Autónoma Tibetana de Gannan

Zhao Yongcai, un maestro en el condado de Zhouqu, Prefectura Autónoma Tibetana de Gannan, provincia de Gansu, fue honrado como Profesor Principal Sobresaliente a nivel de Prefectura.

Toda su familia era conocida por ser gente de buen corazón, pero muchos tenían enfermedades. Su padre tenía arteriosclerosis cerebral, presión arterial alta y trombosis precerebral nivel 1. Su madre solía estar enferma y experimentaba dolor cada vez que cambiaba el clima. Su hermano mayor resultó herido en un accidente de tala, lo que provocó una lesión cerebral traumática, se mareaba cada vez que estaba nublado.

Zhao Yongcai asistió al Colegio de Educación en Gansu en septiembre de 1994. En ese momento se enseñaban muchas prácticas de qigong en el país. Quería aprender qigong con la intención de presentárselo a sus padres para lograr tener mejor salud.

Después de investigar diferentes prácticas, descubrió que Falun Dafa era lo mejor y comenzó a practicarlo. Experimentó grandes cambios físicos y mentales. El Sr. Zhao tenía una cifosis leve (jorobado). Mientras hacía la meditación sentada un día, sintió calor en la espalda y se enderezó. Su cifosis se fue desde entonces.

Zhao Yongcai presentó Falun Gong a sus padres y su hermano. Los tres pronto empezaron con la práctica, y sus enfermedades desaparecieron poco después.

El Sr. Zhao siguió los principios de Falun Gong de Verdad-Benevolencia-Tolerancia en la vida diaria. Cambió su temperamento antes explosivo y comenzó a enseñar pacientemente a sus alumnos. Explicó los principios de Falun Dafa y cuidó muy bien a sus alumnos. Respondieron convirtiéndose en mejores estudiantes.

Nunca cobraba a sus estudiantes por artículos innecesarios, y en cambio, a menudo los ayudaba con su propio dinero. Al ordenar materiales de enseñanza, compensaba la diferencia por aquellos estudiantes que no podían pagar.

Pagó la matrícula para tres estudiantes de una familia pobre. En su clase, nadie abandonó la escuela debido a razones económicas. Fue director de un área rural por más de diez años. Durante todo este tiempo, nunca cobró recompensas.

Debido a su gran desempeño, Zhao Yongcai fue honrado como Profesor Principal Sobresaliente en el Nivel de Prefectura antes de 1999.

Su esposa Yang Fangfang tenía una enfermedad cardíaca antes de casarse. Siguió la sugerencia de su marido y también practicó Falun Dafa, además se volvió saludable después de comenzar la práctica.

Epílogo

El partido comunista chino (PCCh) inició la persecución a Falun Dafa en 1999. Muchos maestros que practican Falun Dafa han sido brutalmente perseguidos.

Yang Qinyun fue interrogado varias veces. Su tarjeta de identificación le fue retirada. Fue forzada a asistir a sesiones de lavado de cerebro. La policía la acosaba y la monitoreaba constantemente. A la Sra. Yang no se le permite ir al extranjero para visitar a sus familiares.

Zhao Yongcai fue encarcelado en campos de trabajo forzado y detenido muchas veces. Fue encerrado en una pequeña celda durante diez días y torturado en el campo de trabajo de Pingantan. Los huesos de su muñeca quedaron expuestos debido al uso de esposas durante un período prolongado.

Su esposa estaba constantemente preocupada por él cuando fue encarcelado. Ella falleció a los 33 años de edad por la preocupación y el dolor. Sus padres estaban preocupados por él y no podían soportar la presión mental de la persecución. Fallecieron a los 66 y 69 años.

A pesar de los últimos 19 años de la brutal persecución del PCCh, innumerables practicantes de Falun Dafa han permanecido firmes en su creencia. Su bondad y valor inflexibles prevalecerán.