(Minghui.org) El 25 de abril marca el 19.° Aniversario de la Apelación Pacífica de los practicantes de Falun Gong en 1999 en Beijing. Para conmemorar este evento histórico y oponerse a la severa persecución que tiene lugar durante los últimos 19 años, los practicantes de Hong Kong y otras regiones de Asia participaron en una manifestación pacífica el 15 de abril de 2018.

A pesar del clima lluvioso, varios funcionarios electos asistieron al evento en el Área Recreativa de Cheung Sha Wan. Elogiaron a los practicantes de Falun Dafa por defender los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia y pidieron que se termine la represión en China.

Los practicantes de Falun Dafa se reunieron en Hong Kong el 15 de abril para conmemorar los 19 años de resistencia pacífica a la persecución en China.

La manifestación llamó mucho la atención del público. 

Kan Hung-Cheung, representante de la Asociación de Falun Dafa de Hong Kong, pidió que se detenga la persecución y que los principales responsables sean llevados ante la justicia.

Kan Hung-Cheung, vocero de la Asociación de Falun Dafa de Hong Kong, habló sobre la Apelación Pacífica de 1999. "Luego de la detención ilegal de practicantes de Falun Gong en Tianjin, unos 10 000 practicantes acudieron a la oficina de apelaciones del gobierno central en Beijing para hablar con funcionarios de alto rango sobre la práctica. Su valentía impresionó al mundo y su tranquilidad se convirtió en un ejemplo para la sociedad actual".

A medida que la persecución se intensificó desde entonces, muchos gobiernos y ciudadanos de numerosos países expresaron su preocupación por la persecución en China. "Detener la represión y llevar a los principales responsables ante la justicia ayudará a poner fin al régimen comunista, logrando una paz a largo plazo para nuestra sociedad", dijo Kan. "Desintegrar el comunismo y revivir la cultura tradicional nos llevará a una nueva era".

Funcionarios electos se oponen a la represión

Wu Chi-wai, presidente del Partido Demócrata y miembro del Consejo Legislativo, elogió a los practicantes por su perseverancia en la defensa de los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia. "Esto nos alienta a enfrentar todo tipo de dificultades y sufrimiento", dijo y que solo los cambios fundamentales dentro del partido comunista podrán ayudar a la gente a salir del constante terror que el partido sembró . "Más de 300 millones de personas renunciaron al partido comunista chino (PCCh), es una gran advertencia para el partido. Esto ayudará a las personas a despertar y promover valores universales en la sociedad", dijo.

Lin Yongran destacó los principios de Falun Gong de Verdad-Benevolencia-Tolerancia y los constantes esfuerzos de los practicantes para poner fin a la persecución.

Lin Yongran, exmiembro del Consejo de Distrito de Hong Kong, agradeció a los practicantes por crear conciencia sobre la persecución en estos últimos 19 años. Dijo que tales esfuerzos despertarán la conciencia e intimidarán al partido comunista.

Lam Cheuk-ting, otro miembro del Consejo Legislativo, dijo que el partido comunista chino debería defender la constitución de China, respetar la libertad de creencia y detener la persecución. Pidió a la sociedad internacional que preste mucha atención a los problemas de derechos humanos en China, lo que ayudará a generar cambios.

Leung Yiu-chung, un miembro veterano del Consejo Legislativo, dijo que en China, los practicantes de Falun Dafa han sido perseguidos, encarcelados y torturados por su creencia. "Estos crímenes, incluida la sustracción forzada de órganos, deben ser condenados en todo el mundo", señaló. Leung dijo que los sucesos recientes, como las actividades de grupos procomunistas en Hong Kong, permitieron a las personas ver más claramente cómo es realmente el régimen comunista.

Remarcó que la desintegración del régimen conducirá a una sociedad mejor, con mejores derechos humanos.

Llevar a los responsables a la justicia

Albert Ho, presidente de la Alianza de Hong Kong en apoyo de los movimientos democráticos patrióticos, afirmó que los practicantes de Falun Dafa fueron severamente reprimidos en China en estos últimos 19 años. "Probablemente sean el grupo más perseguido en China. El maltrato incluye el arresto, la detención, la tortura y la sustracción forzada de órganos", dijo.

Richard Tsoi, exvicepresidente del Partido Demócrata, estuvo de acuerdo. Dijo que la libertad de creencia y seguridad de los practicantes está protegida por la Carta Internacional de Derechos Humanos. Llamó a la gente a oponerse tanto a la persecución en China continental como a las destructivas actividades pro-comunistas en Hong Kong. "Todos los funcionarios que reprimieron a los practicantes de Falun Dafa serán considerados responsables", agregó.

James Hon Lin Shan, representante de la Liga en Defensa de las Libertades de Hong Kong, se opone a la sustracción forzada de órganos y alienta a las personas a renunciar al PCCh y a sus organizaciones afiliadas.

Turistas chinos: Verdaderamente notables

Cerca de mil personas participaron en la marcha pacífica a la 1:30 p.m. La lluvia cesó y las seis divisiones de la marcha pasaron por varios sitios turísticos populares, llegando a la vibrante área de Tsim Sha Tsui alrededor de las 4:00 p.m.

El Sr. Chen, un turista de China continental, experimentó por primera vez la actividad de Falun Dafa. Impresionado por los ritmos enérgicos del tambor de la Banda Marchante Tian Guo, habló con un practicante y se alegró de escuchar la verdadera historia de Falun Dafa. "Ahora sé por qué los practicantes de Falun Dafa están tan firmes en su creencia", comentó.

Los turistas de China continental se unieron a los residentes de Hong Kong para ver la marcha.

El Sr. Liu y su familia estaban en Hong Kong de vacaciones. Se sorprendieron al ver que Falun Dafa se practica en más de 100 países y solo se reprime en China.

Otra turista china, la Sra. Kong, dijo que la marcha de los practicantes fue muy pacífica y hermosa. Le impresionó que la gente gozara de la libertad de creencia en Hong Kong.

Su amiga, la Sra. Zhou, agradeció a los practicantes por denunciar la propaganda del partido comunista contra Falun Dafa. "Estos practicantes son muy racionales, con buenos modales, muy diferentes de lo que dijeron los medios de comunicación chinos", comentó. "Creo que la gente debería tener la libertad de practicar su creencia".