(Minghui.org) Comencé a practicar Falun Dafa en 1995. Agradezco que el Maestro me guiara desde entonces. Los practicantes de Falun Dafa no tenemos referentes, ni modelos a seguir, así que debemos tener claros los principios de Dafa. De lo contrario, es posible que uno no pueda transitar bien su camino de cultivación y se vea sometido a las interferencias de las viejas fuerzas.

Negando a las Viejas fuerzas

Los practicantes deben tener claras las relaciones entre el Maestro, los practicantes y las viejas fuerzas. Sin un buen entendimiento de esto, uno puede padecer tribulaciones o caer en las trampas establecidas por las viejas fuerzas.

Esas tienen preparativos detallados para cada practicante. El Maestro los ha usado en su contra, para garantizar que las misiones de los practicantes alcancen el éxito. Es de suma importancia que el practicante mantenga fuertes pensamientos rectos en oposición a las viejas fuerzas, o será perseguido.

Algunos practicantes se quejan de que la persecución es muy desenfrenada y se cuestionan que el Fa la permite. Esto se debe a que estos practicantes no entendieron que el Maestro está valiéndose justamente de estas situaciones para ayudarnos a mejorar. El Maestro quiere que sigamos los principios del Fa y miremos hacia dentro. Por lo tanto, Debemos prestar atención a esto en lugar de a lo que hagan o piensen las viejas fuerzas. Sea como fuere, estas no deberían existir porque interfieren con la rectificación del Fa.

Deberíamos hacer las cosas con la mente puesta en validar el Fa, bien sea en el trabajo, en casa, en nuestras relaciones sociales o mientras colaboramos con otros practicantes. Si somos incapaces de cumplir con esto, no solo nos llegará a afectar a nosotros mismos sino que también arruinará el futuro de los seres conscientes. Cada apego puede deparar consecuencias graves, debemos tenerlo claro.

Como presto atención a todo aquello que pueda dañarme, no me han perseguido directamente. Solo debemos cumplir con lo que el Maestro desea, y no con lo que las viejas fuerzas han arreglado. Pero esto requiere que estudiemos bien el Fa mientras nos mantenemos haciendo los ejercicios.

Aclarar la verdad sobre Dafa acabará con la propaganda difamatoria que difunde el partido comunista chino (PCCh), para que las personas puedan tomar la elección correcta. Además, enviar fuertes pensamientos rectos es sumamente crítico para desintegrar cualquier cosa que interfiera con nosotros.

Convertirse en un experto informático

Cuando la persecución comenzó, otras ciudades nos proporcionaron los materiales de aclaración de la verdad. Pero cuando se intensificó en el 2000, estuvimos largo tiempo sin recibirlos. Aunque desconocía el mundo de la informática, sabía que debía contribuir y resolver este problema.

Como mi motivación era pura, el Maestro me guió. Debido a la persecución, mi familia se encontraba en condiciones financieras deplorables, solo disponíamos de 3000 yuanes en ahorros. Aun así, mi esposa me compró una computadora y una pequeña impresora con aquel dinero. También adquirí algunos libros sobre computadoras y comencé a leer lo básico. Aprender los fundamentos no me resultó fácil, pero estaba decidido a tener éxito.

Cada paso que daba me tomaba mucho tiempo y algunas veces debía acercarme a un “cibercafé” a pedir consejos de primera mano. No era nada fácil, pero sabía que requeriría aquellos conocimientos tarde o temprano. Recibí un apoyo importante, porque por aquel entonces no podía acceder al sitio web de Minghui y no tenía a nadie.

Luego, en el cibercafé, escribí algunas palabras en el buscador y una gran cantidad de información relacionada con Dafa, apareció en la pantalla. Me emocioné mucho, e intenté hacer lo mismo en casa mientras enviaba pensamientos rectos. Afortunadamente, también encontré varias herramientas que rompían el bloqueo de Internet. Las instalé en mi computadora y funcionó. Continué haciendo cada vez más progresos hasta que, finalmente, pude empezar a enseñar a los practicantes de mi área lo que había aprendido.

Tribulaciones e interferencias

Después de comenzar a practicar Falun Dafa, mis enfermedades graves desaparecieron. No tuve problemas importantes, relacionados con enfermedades después del inicio de la persecución. Mi entendimiento es que, mientras validemos verdaderamente el Fa, las viejas fuerzas no se atreverán a interferirnos ni hacer arreglos para someternos al yeli (karma) de enfermedad.

He llegado a comprender que cualquier tribulación que interfiera con nuestra realización de las tres cosas es arreglada por las viejas fuerzas. Debemos tener claro esto: No deberían existir. El Maestro ha dispuesto nuestros caminos para que mientras los transitamos abandonemos nuestras nociones humanas. Ese es el sendero que yo deseo seguir. Por supuesto, no guarda ninguna relación con las viejas fuerzas. Deberíamos mirar hacia adentro y eliminar los arreglos de estas al mismo tiempo.

Una vez, visité a una practicante que sufría un dolor lumbar desde hacía diez días y apenas podía caminar. Discutí la situación con ella y le pregunté: "Parece que miras hacia adentro esperando que el dolor desaparezca". ¿Pero has pensado en la relación? ¿Seguirías mirando hacia adentro si no padecieras el dolor lumbar? Después de reflexionar se quedó en silencio. Continué compartiendo con ella hasta que comprendió que lo que le pasaba no era un arreglo del Maestro. También entendió que debía seguir el Fa si quería mejorar, en lugar de seguir los arreglos de las viejas fuerzas, simplemente mirando hacia dentro en medio de las tribulaciones. Haciéndolo de esta forma, su dolor remitió tres días después.

El asunto de la lujuria

El Maestro ha hablado sobre el asunto de la lujuria en sus conferencias del Fa. Debemos ser estrictos con nosotros mismos en este aspecto. Asimismo, no debemos irnos a los extremos o las personas que no practican no nos entenderán.

Pero debemos prestar atención al problema de la lujuria. La sociedad es caótica y existen contenidos relacionados con el sexo en todas partes. Las viejas fuerzas y el partido siguen empeorando la situación. Esto requiere que seamos cautelosos con cada uno de nuestros pensamientos.

Una practicante en mi área obligó a su esposo a vivir aparte. El marido se enojó mucho, y dijo a sus vecinos cosas negativas de Dafa. Otro practicante que se negó a casarse, hizo que sus padres se mostraran en contra de Dafa. Creo que estos practicantes han ido demasiado lejos al enfocarse solo en su mejora personal, mientras que olvidan cómo los perciben las personas que no practican.

El Maestro dijo:

“He dicho que nuestra vía apunta directamente al corazón humano, no es que te hace perder realmente desde los beneficios materiales. Justamente al contrario, en medio de este tipo de beneficios materiales de la gente común te hace moler y forjar tu xinxing, y aquello que realmente se eleva es precisamente tu xinxing” (Zhuan Falun).

Aunque comencé a practicar Falun Dafa, nunca he tenido que vivir separado de mi esposa. Porque no pienso sobre esto, ella tampoco lo piensa. Un ambiente como este, requiere que constantemente apartemos a un lado el apego a la lujuria. Por otro lado, nuestra cultivación hará que nuestro entorno familiar sea cada vez mejor

Otra forma de interferencia de la lujuria es la proveniente de Internet. Me encontré atrapado en varias ocasiones debido a que hay un montón de contenido sucio disponible. Para salir de aquello tuve que fortalecer mis pensamientos rectos y recordarme mi misión, que es validar el Fa.