(Minghui.org) Mi hermana y yo nacimos en una familia budista. Tanto mi abuela como mi tío eran devotos budistas laicos.

Mi tío y una antigua profecía

Mi tío nunca se casó y se cultivó genuinamente en una escuela budista. Estudió extensamente profecías a lo largo de la historia. A menudo nos mostraba la página de un libro de profecías con la ilustración de un niño y la palabra "madera" escrita sobre su cabeza, que simboliza al carácter "Li".

Mi tío nos dijo que, en el futuro, un hombre de apellido Li vendría al mundo para enseñar un camino recto. Lo que él había estado estudiando era una pequeña vía, pero dijo que el hombre llamado Li enseñaría una gran vía, y que, según estimaba, ese hombre ya había nacido.

La cultura de cultivación de nuestra familia influyó tanto en mí como en mi hermana. Aprendí meditación a una edad muy temprana. Perseguir una vía grande y recta se convirtió en el objetivo de mi vida.

Durante el apogeo del qigong que comenzó en los años 80, mi hermana y yo intentamos muchas clases. Cada vez que aprendíamos una nueva escuela, mi tío preguntaba si el apellido del maestro era Li. Cuando decíamos que no, nos decía que lo que habíamos aprendido no era una vía genuina.

En 1996 mi hermana y yo finalmente encontramos a Dafa. Ninguna palabra puede describir nuestra alegría y entusiasmo.

En ese momento mi tío tenía setenta años. Cuando le hablamos de Dafa, él estaba muy emocionado al principio, pero se confundió cuando escuchó que estábamos haciendo ejercicios en el parque y cultivando libremente.

De acuerdo con la profecía, él dijo que cultivar de manera recta tendría tribulaciones y pruebas extremadamente duras, y sus seguidores sufrirían tremendas penurias. Dudaba que alguien pudiera practicar la cultivación tan fácilmente.

Años más tarde, cuando el PCCh inició la persecución nacional contra Dafa, no nos sorprendimos en absoluto y lo enfrentamos con calma. También erróneamente pensé que era inevitable que yo sufriera la persecución para cultivarme a un nivel más alto.

No fue sino hasta que estudié las enseñanzas de Shifu sobre este principio y sufrí la persecución varias veces yo misma, que realmente entendí lo que significaba negar a las viejas fuerzas.

Desafortunadamente para mi tío, su estudio de una vía lateral y la cultivación del espíritu asistente se convirtieron en un enorme obstáculo para entrar verdaderamente por la puerta de cultivación de Dafa. Su conciencia principal no fue capaz de superar la interferencia y finalmente renunció a cultivarse en Dafa.

Mi tío había estado esperando Dafa toda su vida, pero cuando el Fa finalmente le llegó, nunca pudo ser capaz de obtenerlo.

Es como lo que dijo el Maestro:

"Si tú no tienes esa relación predestinada, realmente no hay manera de entrar”.

"Se manifiesta como si fuera que él mismo no entra o que las circunstancias a su alrededor impiden que entre: algunas personas le dicen tal y tal cosa para que no vaya, él mismo tampoco puede dejar sus problemas, esto es difícil, lo otro es difícil, esto no va, tampoco quiere abandonar eso otro; por eso él no puede entrar". (Qué es un Dafa Dizi)

Aun así, todavía recibía bendiciones de Dafa. Era 2003 y él tenía 83 años. Había estado postrado y gravemente enfermo por más de dos semanas y apenas podía comer algo.

Yo acababa de salir de un campo de trabajo forzado. Mi hermana y yo fuimos a verlo de inmediato y le pedimos que recitara "Falun Dafa es bueno". Señaló su garganta, mostrándonos que estaba demasiado débil para hablar. "¿Qué te parece si lo repites en tu mente?", le dije. Él asintió ligeramente con la cabeza.

Una hora más tarde, tosió un esputo. Más tarde ese día, de repente, quería comer. Reanudó una dieta normal y continuó recuperándose día tras día. Alcanzando buena salud, vivió otros siete años y falleció sin ningún sufrimiento a la edad de 90 años.

La persecución

Cuando comenzó la persecución, me sentí muy triste. No sabía sobre las viejas fuerzas en ese momento, pero estaba muy firme en continuar la práctica.

Encontré un parque y continué haciendo los ejercicios con varios practicantes por la mañana. Varios practicantes más se unieron a nosotros más adelante. Lo hicimos durante unos seis meses. Realmente fue un milagro. Sin la protección de Shifu, esto habría sido absolutamente imposible.

Por supuesto, las viejas fuerzas también estaban buscando oportunidades para detenernos. No fui muy diligente en la cultivación personal y eso fue aprovechado por las viejas fuerzas.

Un día estaba andando en bicicleta y me atropelló un coche. Perdí la conciencia y el conductor abandonó la escena del accidente. La policía me envió al hospital e informó a mi familia. Cuando desperté, tenía varios puntos en mi cabeza y los materiales de clarificación de la verdad que traía habían desaparecido.

Varios días más tarde, mientras estábamos haciendo los ejercicios en el parque, muchos policías se presentaron y nos arrestaron. Unos periodistas de una emisora de televisión local nos grabaron en video.

Me di cuenta de que esas personas eran la policía que me envió al hospital y entregó los materiales a la división de seguridad interna. Me habían estado siguiendo en los últimos días y habían descubierto nuestro sitio de práctica.

La mayoría de los practicantes fueron liberados al poco tiempo. Fui interrogada por la policía. Querían saber dónde conseguí esos materiales de clarificación de la verdad. No les dije nada y fui enviada al centro de detención.

La policía me dijo que tan pronto como les diga donde conseguí los materiales, podría irme a casa.

Les dije: "Si te digo quién me dio los materiales, ¿qué pasará con esa persona?".

"Será sentenciado y encarcelado", dijo el policía.

-Entonces, prefiero ser yo la que esté encarcelada. No te diré mis fuentes.

Tal vez porque mis pensamientos eran rectos y puros, la policía nunca volvió a cuestionarme. Fui liberada unos días más tarde.

Negando a las viejas fuerzas

Después de que comenzó la persecución, fui en varias ocasiones detenida, encarcelada y mi casa fue saqueada. Debido a la idea de que cultivar un camino recto significaba pasar por tribulaciones y pruebas, de hecho reconocí la persecución y la acepté pasivamente. Cuando los guardias me torturaron en la cárcel, aunque estaba resistiendo la persecución en la superficie, no entendía verdaderamente el principio del Fa de negar completamente la persecución de las viejas fuerzas.

Varias semanas después de mi liberación, me detuvieron de nuevo y me llevaron al centro de detención.

Esta vez, finalmente me di cuenta de mi problema. Decidí que debía cultivarme bien y no ser perseguida de nuevo.

Shifu dijo en No estén tristes, de Hong Yin ( II):

“El cuerpo yace en prisión –no se aflijan, no estén tristes
Con pensamientos rectos y acciones rectas, el Fa está presente
Reflexionen calmadamente acerca de cuántos apegos tienen
En cuanto se deshagan de la mentalidad humana, el mal naturalmente desaparecerá”

Más tarde me enteré de que, después de mi detención, la policía fue a mi casa y trató de saquearla de nuevo. Mi marido había obtenido algunos conocimientos legales para protegerme. Le dijo a la policía que a menos que le mostraran una orden de registro de la fiscalía, era ilegal que registraran nuestra casa. Pidió a los oficiales que le dieran sus nombres por escrito y le explicaran quién les ordenó que vinieran aquí. Nadie estaba dispuesto a firmar sus nombres y todos se fueron.

Para rescatarme, mi valiente marido hizo un cartel enorme con información detallada sobre la persecución de ellos hacía mí. Para que más gente pueda ver el cartel, salió por la ventana y lo colgó en la pared. Vivíamos en un departamento de gran altura, por lo que era muy peligroso para él colgar el cartel, pero estaba haciendo algo recto y los seres divinos en otras dimensiones lo ayudaron.

Las autoridades locales estaban muy nerviosas por su cartel. Fueron a mi casa varias veces a pedirle a mi marido que lo bajara. Mi esposo les dijo: "Lo quitaré cuando liberen a mi esposa".

Después de diez días de detención, fui puesta en libertad bajo fianza. Yo sabía que Shifu me estaba ayudando.

Aunque seguí aclarando los hechos, sólo hablaba con la gente y no llevaba ningún material conmigo. No quería que los materiales fueran evidencia que la policía use contra mí.

Tres meses más tarde, el personal de la división de seguridad interior llamó y me pidió que regresara a la comisaría para completar los trámites, ya que mi fianza expiraría pronto.

Tenía fuertes pensamientos rectos en ese momento y me negaba a ir. En un intento de obligarme a volver a la comisaría, amenazaron a mi familia y le pidieron a mis amigos que me hablaran. Me negué a cooperar con ellos.

Un año más tarde, dos oficiales de la fiscalía vinieron a mi casa y me dijeron que la policía me había acusado porque no cooperaba con ellos. Mi esposo se acercó y, con un aire fuerte y recto, dijo a los dos oficiales que su manejo de mi caso era ilegal.

Incapaz de disputar la declaración de mi marido, los dos oficiales estaban a punto de irse, pero aun querían dejar un documento con los cargos hacia mí.

“No lo quiero. Se convertirá en la evidencia de que tú violas la ley y me persigues, así que es mejor que no lo tengamos en absoluto".

"¡Eso es correcto!", agregó mi esposo. Deberías llevar esto de vuelta. De lo contrario, no sólo la policía, sino que también ustedes serán demandados en el futuro por participar en la persecución".

"Bueno. Bueno. Lo llevaremos de regreso", dijeron.

Después de eso, nadie volvió a acosarme.

Shifu nos enseñó:

"No importa cuál sea la situación, no cooperen con las demandas, órdenes e instigaciones del mal. Si todos hicieran esto, el ambiente no sería así". (Los pensamientos rectos de los discípulos de Dafa son poderosos, de Escrituras esenciales para mayor avance (II))

Realmente sentí que, mientras pudiera sostener el pensamiento firmemente en el Fa, podría negar completamente a las viejas fuerzas.

Clarificación de la verdad cara a cara

Mi principal método de clarificación de la verdad es hablar con la gente cara a cara y darles materiales basados en su situación.

Conocí a una persona mayor en el autobús y conversé con él. Hablamos de lo corrupto que es el régimen. Él estuvo de acuerdo conmigo, pero también me dijo que era un militar retirado. No quería hacer comentarios sobre el gobierno, ya que estaba recibiendo una pensión decente de ellos.

Dado que estaba en el ejército, cambié el tema a la sustracción forzada de órganos y a la persecución a Falun Dafa.

Comprendió acerca de la persecución, así que pude persuadirlo para que renunciara al partido comunista chino. Él estuvo de acuerdo y me dio su verdadero nombre.

Imágenes difamatorias en la cartelera de anuncios

Presenté una demanda contra Jiang Zemin el año pasado y al poco tiempo me llegó un recibo del tribunal supremo popular y de la fiscalía suprema popular.

Fui a la comisión barrial para hacer algunos trámites. La persona a cargo, que solía llevar a la policía a saquear mi casa, estaba allí.

“Has sufrido tanto. ¿Sigues practicando Falun Dafa?", me preguntó.

"Ya que me preguntas, quiero decirte que hay una nueva regulación por la que el tribunal supremo popular y la fiscalía suprema popular tienen que aceptar y revisar todas las denuncias presentadas contra ellos. La persecución a Falun Dafa es totalmente ilegal, y todo fue iniciado por Jiang Zemin. Acabo de presentar una demanda criminal contra él”.

El jefe de la comisión barrial quedó atónito. Dijo finalmente: "No hay nada que podamos hacer. Tenemos que seguir las órdenes de arriba".

Pasé por la comisión barrial algún tiempo después y noté algunas imágenes calumniosas contra Dafa en su cartelera de anuncios. Una decía algo así como "Practicante de Falun Gong demandó falsamente a los funcionarios del gobierno basándose en nuevas regulaciones". Sentí compasión por los oficiales por no entender los hechos.

Fui al comité barrial al día siguiente. El jefe anterior ya se había retirado. Me presenté ante la nueva jefa y le di mi demanda contra Jiang Zemin. Le dije que la situación está cambiando rápidamente, y es diferente a cuando Jiang era la cabeza del PCCh. La persuadí para que viera las cosas con claridad y eligiera el lado recto.

Le dije sobre las imágenes difamatorias en su cartelera y le pedí que las bajara. Parecía no saber acerca de ello y pidió a tres miembros del personal que las bajaran. Las tres personas salieron juntas, pero nadie se atrevió a hacerlo. "Alguien de más arriba nos pidió que las pusiéramos allí", dijeron.

No quería presionarlos, así que le aclaré los hechos más profundamente a ella.

Le dejé mi demanda para que la lea. Me había preocupado de que me reportara a la policía. Entonces pensé: "¿No es una buena cosa si dejo que más gente vea mi demanda contra Jiang Zemin? Más gente entenderá los hechos. Me relajé después de ese pensamiento.

Cuando la jefa de la comisión de vecinos me devolvió la demanda, dijo: "Me gustó leerla. Está muy bien escrita. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Es solo que estoy demasiado ocupada y no puedo pasar mucho tiempo hablando contigo.

“Eso está bien”, dije. "Puedo compartirlo con usted más adelante si encuentro algún buen material".

Cuando me fui, me di cuenta de que las imágenes calumniosas todavía estaban allí. Le dije a Shifu en mi corazón: "Por favor, déjame quitarlas".

Al enterarse de que estaba a punto de quitar las imágenes, mi nieto también quería unirse. "Abuela, puedes quitarlas y recitaré 'Falun Dafa es bueno' a tu lado". Sacamos las imágenes de allí sin ningún problema.

Después de unos días, la cartelera de anuncios estaba cubierta con otras imágenes. Nadie vino a preguntarme sobre esto.

Shifu dijo:

“Durante las tribulaciones demoníacas en la cultivación, uno tiene que mirarse a sí mismo y esto no significa reconocer el arreglo de las tribulaciones demoníacas de las viejas fuerzas y actuar bien en las tribulaciones arregladas por ellos; no es así. Nosotros tenemos que rechazar incluso la aparición de las viejas fuerzas y sus arreglos; todos tenemos que rechazar hasta sus existencias. Estamos fundamentalmente negando todas sus cosas, y todo, y solamente las cosas que tú haces para eliminarlos es la poderosa virtud. No se cultiven en las tribulaciones creadas por ellos; caminen bien el propio camino sin reconocerlos a ellos, ni siquiera reconozcan la manifestación de las tribulaciones cuando las eliminen”. (Exponiendo el Fa en el Fahui de Chicago, 2004)

Algunos practicantes fueron perseguidos después de presentar su demanda contra Jiang Zemin. Algunos pensaron que era arriesgado presentar la demanda con sus nombres reales. Compartí con ellos que si creen que es arriesgado, entonces están reconociendo la persecución e invitarán a la policía a perseguirlos. También dije que demandar a Jiang era parte del progreso de la rectificación del Fa. Si seguimos el camino dispuesto por Shifu y creemos firmemente en Shifu y en el Fa, el mal no se atreverá a perseguirnos.

Por otra parte, también preparé mi demanda con mucho cuidado. Realmente puse mi corazón en ello y la revisé una y otra vez. Esperaba que, sin importar quién la leyera, pudiera tener un efecto positivo en la aclaración de la verdad.

Shifu dijo:

“Por supuesto, aunque este asunto es muy complicado, es una cosa de nivel muy profundo, pero existe Shifu y también hay otros dioses ayudando; las cosas en la superficie tienen también gran dificultad, esto necesita que todos tengan que poner su corazón en ello”. (Exponiendo el Fa en el Fahui de Nueva York 2015)

Cuando hacemos cosas basados en el Fa y realmente ponemos nuestros corazones en ello, con la ayuda de Shifu, el resultado final y el impacto son inconmensurables.

¡Gracias Maestro!