(Minghui.org) La Conferencia de Cultivación de Falun Dafa en el Área Metropolitana de Filadelfia se celebró con éxito el 12 de mayo de 2018. Quince practicantes de Falun Dafa compartieron sus experiencias de cultivación y clarificación de la verdad durante la conferencia.

La Conferencia de Cultivación de Falun Dafa en el Gran Filadelfia 2018.

Pasando la prueba de vida y muerte

La Sra. Yang compartió su experiencia de cómo superó la prueba de vida y muerte cuando Shen Yun se presentó en Filadelfia, lo que la hizo darse cuenta de lo seria que es la cultivación.

Ella dijo que en los últimos años se había relajado cada vez más en su cultivación. Había pasado mucho tiempo sin hacer los ejercicios. Su apego a la comodidad había crecido antes de darse cuenta. Apenas un par de días después de que Shen Yun comenzara los espectáculos en Filadelfia, comenzó a experimentar síntomas de una infección urinaria. Su abdomen inferior experimentó un dolor tremendo y lo sintió tan duro como una roca.

Fue entonces cuando comenzó a mirar hacia adentro en busca de estos problemas. El primer apego que identificó fue su apego a la comodidad, seguido por sus apegos a la reputación, el dinero y el sentimentalismo. Se dio cuenta de que había estado descuidando sus ejercicios durante mucho tiempo y lo lamentaba profundamente.

Mientras la Sra. Yang luchaba con sus sentimientos de culpabilidad, una practicante de otra ciudad le habló seriamente. Diciéndole: "¿Cómo puedes acostarte en la cama en este momento crítico? Obviamente se debe a la interferencia. No puedes reconocerlo".

La Sra. Yang se sentó y envió pensamientos rectos. Lloraba al pensar: "Soy una discípula del Maestro. El Maestro me cuidará sin importar lo mal que lo haya hecho." Ella se iluminó: "¡Cómo pude olvidar que soy discípula del Maestro, y por muy mal que lo hubiera hecho, el infinito Dafa podrá rectificarme!". Sintió cómo sus pensamientos rectos se elevaban lentamente.

Estaba medio dormida al mediodía cuando vio claramente la imagen del Maestro en el techo. El Maestro la miró con una sonrisa compasiva, y desapareció gradualmente. No podía creer lo que veían sus ojos. Se levantó, se arrodilló en la cama y juntando sus manos las apretó frente al pecho. Se dio cuenta de que el Maestro la estaba alentando con su presencia, diciéndole que el Maestro siempre estaba con ella.

A la mañana siguiente, todos sus síntomas desaparecieron, como si nada hubiera pasado. La Sra. Yang dijo: "¡Nunca olvidaré mi experiencia de esa semana! Parecía ser una tribulación mala, pero el Maestro la ha convertido en algo que me eleva, y me ha permitido ver dónde me había quedado corta. ¡Me di cuenta de que la cultivación es un proceso de hacer avances sólidamente!".

Aprovechando todas las oportunidades para aclarar la verdad

La Sra. Zhao vino a los Estados Unidos hace tres años. Ella les había estado contando a la gente de su entorno los hechos sobre Falun Dafa, incluyendo a sus parientes, a su abogado de inmigración, así como también a sus compañeros y maestros en su clase de inglés.

Un chino indonesio se enteró de la existencia de Falun Dafa a través de la Sra. Zhao, y comenzó a leer el periódico La Gran Época. También llevaba algunos ejemplares del periódico a sus amigos chinos.

Cuando los padres ancianos de un compañero practicante vinieron a los Estados Unidos para una visita, la Sra. Zhao le ayudó a hablar con sus padres sobre Falun Dafa, quienes posteriormente se convirtieron en practicantes.

La Sra. Zhao también habló extensamente con un guía turístico. Después de enterarse de los hechos, el guía le dijo: "No te preocupes, tía. No impediré que mis grupos escuchen la aclaración de la verdad".

A pesar de que su inglés era limitado, la Sra. Zhao se las arregló para hablar con los estadounidenses también. Su profesora de inglés de 76 años es cristiana. Después de escuchar acerca de los crímenes cometidos por el partido comunista chino sobre la sustracción forzada de órganos a practicantes vivos de Falun Gong, firmó una petición pidiendo el fin de la sustracción de órganos.

Dos meses de cultivación trajeron grandes cambios para una mujer discapacitada

Katt solía ser un ama de casa discapacitada. Comenzó a practicar Falun Dafa hace dos meses, y experimentó grandes mejoras tanto en su salud como espiritualmente.

Según Katt, había estado luchando contra problemas psicológicos y de salud toda su vida. Ella había sido discapacitada desde 2009 debido a lesiones en las vértebras cervicales, posteriormente en 2010 contrajo la enfermedad de Lyme. También le habían diagnosticado con dolor muscular facial, trastorno bipolar, depresión y otras enfermedades. Como consecuencia estuvo postrada en cama durante los últimos tres años.

Katt dijo: "Aunque podía hacer algunas tareas, al cabo de un par de horas me sentía exhausta y dolorida. Los espasmos musculares me hacían llorar y gritar. Mis manos eran débiles y torpes. Mi dedo meñique derecho estaba pegado en una posición doblada, lo que dificultaba hacer la tarea más simple. Por lo que constantemente se lastimaba inadvertidamente. Había intentado todo tipo de tratamiento médico, pero ninguno de ellos funcionó".

Se enteró de Falun Dafa a través de un amigo y comenzó a practicar hace dos meses. Pronto vio grandes cambios. Sus manos se hicieron más fuertes. Podía servir café y abrir latas de comida para gatos. Ya no necesita ayuda para bañarse o peinarse. Sus músculos solían tener espasmos repentinos, sin embargo, ahora sucede con menos frecuencia.

Cuando Katt comenzó a realizar los ejercicios de Falun dafa solo podía levantar su brazo derecho por no más de unos segundos. Ahora ella puede sostener su brazo por un minuto. También ha extendido su tiempo de meditación y casi puede cruzar ambas piernas. "No puedo creer que tenga tanta energía y fuerza ahora", dijo.

La mejora más importante para ella fue en los aspectos psicológicos y emocionales. Comentó: "Mi mente se volvió clara y controlable. Acostumbraba entrar en pánico muy a menudo, y me sentía enojada con la gente y las cosas. Solía estar frustrada por mi vida, me sentía desesperada. Sin embargo ahora puedo comunicarme fácilmente con la gente. Mi relación con mi familia y amigos es mucho mejor. Mi ansiedad casi ha desaparecido. Los problemas que antes me molestaban ya no son problemas. Estoy impresionada por mi enorme progreso. Ahora puedo darme cuenta de mis defectos y la necesidad de mejorar. Espero poder participar en las sesiones de estudio del Fa todas las semanas, porque me dan felicidad y paz".