(Minghui.org) En 1996, mi esposa se interesó en practicar Falun Dafa (también conocido como Falun Gong). Ella me pidió que le leyera los libros de Falun Dafa, porque no podía ver bien debido a sus problemas de visión. Me pidió que la acompañara a los sitios de práctica porque quería aprender los ejercicios. Fui testigo de todo el proceso de cómo su salud y su temperamento mejoraron. Movido por lo increíble que es Falun Dafa, también comencé a practicar

Después de que la persecución fue lanzada en julio de 1999, fui encarcelado durante dos semanas. Más tarde mi esposa también fue encarcelada por 100 días. Nuestras vidas se desmoronaron. Bajo la intensa presión, firmé con mi nombre la "declaración de garantía", que decía que ya no volvería a practicar Falun Dafa, y luego la policía me dejó ir a casa.

Me dieron libertad condicional pendiente de juicio. Mi lugar de trabajo asignó a algunas personas para monitorearme las 24 horas del día, todos los días, y tuve que pagar el dinero de la fianza. Me obligaron a leer materiales que calumnian a Falun Dafa. Estaba confundido por los materiales y me salí completamente del camino de la cultivación. Al principio, me vi obligado a dejar de practicar, pero al final, decidí dejar de practicar.

Al borde de la muerte

El Maestro Li Hongzhi (el fundador de Falun Dafa) dijo:

"Si no actúas de acuerdo con los requisitos del Fa, entonces no eres de nuestro Falun Dafa, tu cuerpo también es restituido al nivel de una persona común y se te devuelven las cosas malas, porque tú quieres ser una persona común". (Zhuan Falun)

Después de dejar de practicar, desarrollé todo tipo de enfermedades. En 13 años, gasté miles de yuanes en medicinas y terapias. Para algunos tratamientos gasté veinte mil yuanes al año (unos 3000 USD). Intenté todo tipo de hierbas y suplementos, pero mi salud empeoró.

Me deprimí y mi vida no parecía tener esperanzas. Traté de entretenerme viendo televisión y tocando el erhu (un instrumento de cuerdas que algunos le dicen violín chino). Aún seguía deprimido. En 13 años, fui hospitalizado siete veces y enviado a la sala de emergencias dos veces.

Para el 2013, estaba en mi peor estado. En enero, empecé a tener dolor en los ojos y la garganta. Para septiembre, sólo podía caminar distancias cortas. Pronto, ni siquiera tuve la fuerza para sostener el arco del erhu.

Me diagnosticaron miastenia gravis. Ningún médico sabía la causa. Me dijeron que la terapia era muy cara, alrededor de 10 mil yuanes por mes (unos 1600 USD). Sin embargo, no había ninguna garantía de que sería eficaz.

Fui a la ciudad de mi madre y me quedé unos días. En mi mente, vine a despedirme, pero por supuesto no se lo dije.

Después de regresar a casa, fui a otro hospital. Los médicos dijeron que mis síntomas eran muy serios y que podía morir en cualquier momento. Me instaron a que me internara en el hospital inmediatamente.

Aunque estaba más o menos mentalmente preparado para morir, nunca pensé que vendría tan pronto. Estaba muy molesto y no podía comer, ni dormir. Sin embargo, escondí mi situación a mi familia y amigos.

Un día, mientras ayudaba a mi esposa en el campo, se rompió la pala. Mirando la pala quebrada, recordé mi destino y lloré. No quería que ella me viera, así que le dije que estaba cansado y necesitaba volver a casa.

Una de sus amigas me vio llorar y le contó a mi esposa. Ella vino a casa y me preguntó qué es lo que estaba mal. Le conté todo, y me dijo: "Si esto es curable, estoy dispuesta a pagar lo que cueste. Si nadie puede curarlo, ¿por qué no practicas Falun Dafa conmigo?".

Le dije: "Mantuve en secreto mi condición porque no quería oír esto". A pesar de mi terrible situación, todavía no quería practicar debido al miedo a la persecución y otros apegos.

Mi vida se renueva

Esa noche mi esposa invitó a dos practicantes mayores a nuestra casa, ambos eran profesores jubilados de la universidad. Uno de ellos dijo: "Puedo presentarte a más de 100 médicos, que son todos mis amigos y expertos en este campo. Pero ninguno puede garantizar una cura. Es muy posible que vayas a gastar mucho dinero, pero aún sigas padeciendo la enfermedad y finalmente mueras debido a ella".

Ella dijo: "La mejor solución es reanudar la práctica de Falun Dafa. Realmente creo esto. Creo que el Maestro Li todavía te está esperando y esta enfermedad es una llamada de atención. Todo depende de ti ahora”.

Le dije que pensaría seriamente en ello.

Antes de irme a la cama aquella noche, mi esposa me preguntó si quería que me leyera Zhuan Falun (el libro principal de Falun Dafa). Dije que sí y me quedé dormido escuchándola.

A la mañana siguiente, me pidió que hiciera los ejercicios con ella. Lo hice, y terminé los cinco juegos de ejercicios. Además pude sentarme en la posición de doble loto durante una hora, que nunca había podido hacer, incluso antes de dejar de practicar.

Después de los ejercicios, me sentí enérgico. Nuestros hijos vinieron a visitarme por la mañana y todos dijeron que me veía mejor. Les conté que volví a practicar Falun Dafa. Les dije: "Si sobrevivo a esta tribulación, pónganse contentos. Pero si fallo, no culpen a Falun Dafa, porque es sólo mi destino”. Ellos estuvieron de acuerdo.

Así comencé a practicar Falun Dafa otra vez.

Mis experiencias de cultivación en los últimos tres años

El 18 de octubre de 2013, oficialmente regresé a la cultivación. Hice lo siguiente enseguida.

Primero, me deshice de 3000 yuanes en medicina, porque creía que el Maestro Li me ayudaría. Sin embargo, mi creencia no era tan sólida y me dejé la medicina anti-hipertensión. Pensé que todavía podría necesitarla y me libraría de esta en el futuro.

La primera mañana después de que comencé a practicar, mi presión arterial era 80/120 mmHg, una lectura normal que nunca había visto antes. No podía creerlo, así que medí de nuevo, y obtuve el mismo resultado.

Aun así, no pensé que Shifu me estaba ayudando, así que tomé el medicamento anti-hipertensión. Después de un corto tiempo, medí la presión arterial otra vez. Era mayor, 90/160 mmHg.

En ese momento, me di cuenta de que era una pista del Maestro Li. Tiré toda la medicina, así como los aparatos de medición.

A partir de entonces, renuncié a todas las terapias, occidentales y chinas. Ahora estoy enérgico y saludable. Mi apetito se ha restaurado, sin embargo mi peso bajó de 90 kilos a 77 kilos. Mis arrugas han desaparecido y nadie cree que tengo 74 años.

En seis meses he leído todas las conferencias de Shifu. Encontré las respuestas a todas mis preguntas sobre la cultivación, y ahora veo a través de todas las mentiras que el partido comunista ha fabricado para calumniar a Falun Dafa. Ahora también ahora puedo ver claramente lo que es la cultura del partido comunista.

He hablado con todos mis amigos y familiares sobre lo que verdaderamente es Falun Dafa. Cuando dejé de cultivarme, les dije a mis amigos muchas cosas malas acerca de Falun Dafa y les causé malentendidos al respecto. Muchos de ellos escucharon que yo estaba muy enfermo pero que luego la enfermedad desapareció después de que volví a practicar Falun Dafa. Tomé todas las oportunidades para corregir mis errores y les dije mi entendimiento actual.

Ahora también ayudo a mi esposa a salir y contarle a la gente acerca de Falun Dafa y la persecución. Dado que dejé de practicar durante tanto tiempo, todavía no soy capaz de hablar con la gente cara a cara. Pero trato de hacer todo lo posible para ayudar a mi esposa, como repartir materiales y vigilar a la policía. A veces también la ayudo a hablar con la gente desde la visión de un tercero.

Estos dos últimos años, salgo con mi esposa a hablar con la gente todos los días, no importa cuán malo sea el clima. En ocasiones he tenido síntomas de enfermedad, pero nada puede detenerme.

En mayo pasado, presenté una demanda contra Jiang Zemin, el ex jefe del partido comunista, por su papel en la persecución a Falun Dafa. Aunque sabía que la policía me observaba, ayudé a otros practicantes a presentar demandas.

Pensamientos finales

Me siento avergonzado frente al Maestro Li. Después de dejar Dafa durante 13 años, probablemente no estoy calificado para compartir mis entendimientos. El Maestro Li dijo en Zhuan Falun: “Sean tus capacidades de gong, sea tu gong abierto, los has obtenido en la cultivación-refinamiento de Dafa.” Entiendo que el Maestro Li ha estado cuidándome y por eso he hecho algunos progresos en la cultivación. Siento que necesito escribir mis experiencias, sólo para expresar mi agradecimiento al Maestro Li por renovar mi vida y por darme la oportunidad de volver a cultivarme.

Agradezco al Maestro Li y también agradezco a los compañeros practicantes por su ayuda.