(Minghui.org) Una mujer que fue sentenciada a prisión por su fe permanece detenida incluso después que la prisión local se negara a admitirla debido a sus problemas de salud.

La Sra. Mou Lihua, 51, solía sufrir de leucemia, pero sus síntomas desaparecieron en 2003 cuando comenzó a practicar Falun Gong, una disciplina espiritual siendo perseguida por el régimen comunista.

Habiendo recuperado la esperanza en la vida, la Sra. Mou nunca dudó en compartir la experiencia de su milagrosa recuperación con la gente. El 24 de agosto de 2016, fue arrestada mientras hablaba con la gente sobre Falun Gong.

En el centro de detención de Chaoyang, la Sra. Mou fue humillada y sufrió abusos. Los guardias allí la hicieron desvestir hasta su ropa interior y la dejaron así por cuatro días en una habitación con cámaras de seguridad. En poco tiempo su leucemia recayó, y su salud comenzó a declinar desde ahí.

El 4 de febrero de 2017, la prisión local se negó a aceptarla luego que fuera sentenciada a 3.5 años. No obstante, el centro de detención se negó a liberarla pero tampoco le provee de cuidado médico.

Reportes relacionados:

Tres residentes de Chaoyang son juzgados; uno de ellos es golpeado

Mujer curada de leucemia con Falun Gong, arrestada por su creencia