(Minghui.org) La Comisión de los Derechos Humanos del Partido Conservador del Parlamento de Reino Unido proyectó el 22 de noviembre el documental Hard to Believe, un documental que revela la sanción estatal sobre la sustracción de órganos a practicantes de Falun Gong y otros prisioneros de conciencia en China. Legisladores, expertos médicos, y activistas sobre derechos humanos asistieron a la proyección en el edificio del Parlamento.

Presidente y vicepresidente de la comisión, la parlamentaria Fiona Bruce y Benedict Rogers presentaron la proyección del documental Hard to Belive en el Parlamento del Reino Unido.

Ethan Gutmann, experto en China, autor y periodista que ha pasado años investigando la sustracción forzada de órganos por el régimen chino a prisioneros de conciencia, habló sobre los resultados de sus investigaciones después de la proyección. Subrayó las características de este enorme crimen, concretamente este es uno máxima escala, esta sanción estatal, equivale a matar sistemáticamente. Recordó a los asistentes que el partido comunista chino no dejará de negar el crimen y engañar a la comunidad internacional. Pidió acciones para detener esta lacra a nivel mundial.

El Dr. Adnan Sharif, un cirujano de trasplantes de riñón y consultor de Médicos Contra la Sustracción Forzada de Órganos (DAFOH), expresó su preocupación sobre el futuro de los trabajadores médicos que han estado involucrados en la sustracción de órganos.

El Dr. Enver Tohti testificó en el caso de sustracción forzada de órganos en el que estuvo involucrado en 1995 en China

Enver Tohti, que es Uyghur y fue antes médico en China, es uno de los testigos que intervienen en el documental. Habló sobre su motivación para participar en la proyección. “Quiero expresar mi apoyo (para exponer los crímenes de la sustracción forzada de órganos). También, quiero aportar más testimonios para levantarnos y aclarar la verdad. Si dejas que la verdad muera en tu corazón, este desastre no terminará”.

Jerald, asistente de la parlamentaria Fiona Bruce, ayudó a organizar la proyección. Jerald está feliz de hablar por los que perdieron sus vidas y por lo tanto no pueden hablar por sí mismo. Está orgulloso que la parlamentaria Bruce haya realizado la exposición del crimen.

Cedric, un investigador de China, habla con Ethan Gutmann después de la proyección.

Cedric, un investigador sobre asuntos de China, ha trabajado allí durante siete años. Es buen conocedor del asunto de la sustracción forzada de órganos en China. “Es difícil de creer”, dijo: “pero esto es una máquina de asesinar, una máquina fascista. La gente no quería creerlo cuando los crímenes nazis fueron expuestos”.

Profundamente consternado por la atrocidad, Cedric creía que la proyección era importante para instar a la gente a tomar acciones para detener la sustracción forzada de órganos. Sentía que el documental daba consistencia a esta realidad, dejándote sentir que esto es algo que realmente está sucediendo. Espera que más gente preste atención a esta sustracción forzada de órganos, y que el gobierno británico tome acciones efectivas para ejercer presión sobre el partido comunista de China y detener esta práctica.

Ahmed (derecha) habla con otra asistente a la proyección.

Ahmed, un estudiante de medicina en el Imperial College London, alumno de trasplantes de órganos. Ha visto el documental dos veces. No entiendo por qué la comunidad médica internacional está todavía siendo engañada por el partido comunista.

Ahmed estaba sorprendido de ver al presidente chino del departamento oficial de salud dando una conferencia en el 26.º Congreso Internacional de la Sociedad de Trasplantes este verano. Para él, parecía que la Sociedad de Trasplantes todavía está desilusionada con el partido comunista. “Pero los hechos muestran que la promesa del partido comunista (sobre detener la sustracción de órganos de prisioneros ejecutados) es una mentira”, dijo.

“Prestaré atención a la acción tomada por DAFOH. La Sociedad de Trasplantes (también) tienen la responsabilidad de ayudar”, dijo Ahmed.

La Comisión de Derechos Humanos del Partido Conservador publicó un informe sobre este asunto el mes pasado. La proyección es un seguimiento, apuntando a elevar la conciencia pública de lo que está pasando en China.